Apetito y nutrición

Mujer en una silla de ruedas se niega a comer

Aquí compartimos algunos consejos para la atención de las necesidades nutricionales de su ser querido.

 

Consejos ante la pérdida del apetito o cuando cambian las preferencias de alimentos

  • Ofrezca porciones más pequeñas o comidas más frecuentes y pequeñas.
  • Si hacer tres comidas al día no le parece tentador, ofrezca refrigerios nutritivos durante todo el día.
  • Ofrezca líquidos entre comidas, no inmediatamente antes.
  • Prepare los alimentos favoritos o aquellos que sean tentadores; evite los que no tengan valor calórico.
  • Prepare la comida principal del día cuando sea mejor para el paciente (si come más en el desayuno, ese es el momento en el que debe preparar la comida principal).
  • Evite que la comida más abundante sea al final del día.
  • Cree una atmósfera relajante y agradable durante la comida.
  • Comer es una forma de socializar; sentarse con otra persona estimula el apetito.
  • Mejore el sabor marinando los alimentos en jugo de frutas, salsa agridulce o aderezo para ensaladas.
  • Experimente con distintos condimentos, como menta, curry, albahaca, orégano o romero.
  • Asegúrese de verificar con su médico las restricciones de alimentos.

Consejos para el dolor de boca y de garganta

  • Evite los alimentos ácidos, como el tomate, el jugo de naranja o la sal.
  • Utilice una pajilla para beber.
  • Ingiera alimentos y bebidas a temperatura ambiente.
  • Agregue manteca, jugo de carne, salsa o caldo para facilitar la deglución.

Consejos para evitar la boca seca

  • Ofrezca alimentos blandos, añada líquidos o alimentos hechos puré.
  • Use los caramelos duros para estimular la producción de saliva.
  • Beba agua de la forma que pueda, incluso hielo y helados, salvo que se le indique lo contrario.
  • Lave la boca/los dientes usando un cepillo de dientes extrasuave o un hisopo; aplique bálsamo labial con frecuencia.
  • Evite los hisopos bucales que contengan alcohol, ya que secarán más la boca.

La disminución del apetito de su ser querido puede ser una causa de preocupación.

Puede estar seguro de que una pérdida gradual de interés en la comida es una parte natural de la progresión de la enfermedad. Tenga en cuenta que la sensación de sed y hambre de su ser querido desaparecerá, no se está muriendo de hambre. Recuerde que no debe forzarlo a comer ni beber cuando se niegue a hacerlo. Aquí compartimos algunos consejos para la atención de las necesidades nutricionales de su ser querido.