Directivas anticipadas: qué son y cómo realizarlas

Las preferencias sobre la atención médica son profundamente personales y suelen cambiar a medida que uno envejece. Mientras sea sano e independiente, es crucial que se tome un tiempo para pensar en sus propias preferencias para diferentes situaciones, como el envejecimiento, los diagnósticos de enfermedades avanzadas o los cambios médicos repentinos. En la elaboración de las directivas anticipadas, se crea una hoja de ruta clara para que sus médicos y familiares satisfagan sus deseos, si la edad o la enfermedad le impiden determinar su atención médica en el momento.

La creación de una directiva anticipada le garantiza que recibirá la atención médica que elija, en caso de que se enferme y no pueda tomar esas decisiones por usted mismo. El sistema de salud de MJHS ha recopilado información sobre las directivas anticipadas para ayudarlo a usted y a sus seres queridos a conocer más sobre este documento esencial.

¿Qué es una directiva anticipada?

En pocas palabras, una directiva anticipada es un documento legal, en el que se detalla el tipo y el alcance de la atención médica que desea si no puede comunicar sus propios deseos, debido a una enfermedad, una cirugía o una lesión. Los médicos las utilizan cuando toman decisiones sobre los tratamientos o las intervenciones que proporcionan.

Cuando redacta una directiva anticipada, usted crea instrucciones sobre el tipo de atención que desea o no desea recibir, en diferentes escenarios médicos. Sus proveedores de atención médica se referirán a su directiva anticipada y administrarán la atención de acuerdo con sus deseos.  Si proporciona una directiva anticipada, también les dará a sus seres queridos la tranquilidad de saber que conocerán sus deseos y no tendrán que preocuparse por tomar decisiones difíciles en su nombre.

No se sienta abrumado por determinar cuál son decisiones. Siempre puede actualizar su directiva anticipada para asegurarse de que este documento refleje con precisión sus necesidades, deseos y cambios en su afección médica. Si tiene una afección médica crónica, también puede preguntarle a su médico si hay algo específico que deba incluirse en su directiva anticipada.

¿Cuáles son los componentes de una directiva anticipada?

Lo ideal sería que cada adulto preparara una directiva anticipada, en caso de que ocurriera algo inesperado. Es mejor que complete su directiva anticipada mientras goza de buena salud. Sin embargo, la directiva puede actualizarse más adelante si su salud o punto de vista sobre el tratamiento cambia. Para muchas personas, es mejor completar las directivas anticipadas con la ayuda de un abogado o un familiar o amigo de confianza. También hay formularios disponibles para el público, que puede utilizar para redactar una directiva anticipada.

En definitiva, para crear una directiva anticipada, se deben sopesar y describir claramente sus deseos de atención médica futura. Por lo general, las directivas anticipadas incluyen:

  • Quién tomará decisiones en su nombre cuando usted no pueda, es decir, una persona que se denomina poder de representación de atención médica o su apoderado para la atención médica.
  • Si aprueba el uso de la reanimación cardiopulmonar (RCP) y los desfibriladores.
  • Si permitiría que un respirador lo ayude a respirar.
  • Si permitiría el uso de una sonda de alimentación y de fluidos intravenosos (IV) para recibir nutrición e hidratación.
  • Si desea recibir atención de hospicio o cuidados paliativos.
  • Si desea participar en la donación de órganos.

¿Ha elegido un apoderado para la atención médica?

Antes de finalizar su directiva anticipada, revísela junto con sus seres queridos para asegurarse de que ellos entienden sus intenciones. Elegir un apoderado para la atención médica es una decisión seria. Por eso, le recomendamos estar seguro de que quien elija honrará sus deseos. Una vez que esté seguro de su decisión, asegúrese de que su apoderado para la atención médica tenga una copia del documento oficial finalizado. También es recomendable consultar con un abogado para asegurarse de que sus directivas son legalmente válidas.

Permita que se acceda fácilmente a su documento, en línea o en su hogar, para que sus seres queridos y los profesionales médicos puedan implementar rápidamente sus instrucciones, si es necesario. Si guarda el documento en una carpeta claramente etiquetada, por lo general es más fácil que otros las encuentren.

Obtenga más información sobre las directivas anticipadas y las opciones de atención a la tercera edad.

Las directivas anticipadas son una parte importante de su plan de atención médica. Usted merece determinar la atención que considera adecuada, mientras le ofrece a su ser querido la tranquilidad de que están cumpliendo sus deseos.

Para obtener más información sobre las directivas anticipadas y las opciones de atención a la tercera edad en el área metropolitana de Nueva York, comuníquese hoy con MJHS.