Opciones cuando su ser querido ya no puede vivir solo de forma segura

Quizás haya estado cuidando a su ser querido mayor durante un tiempo considerable. Tal vez esté recién comenzando este desafiante camino. De cualquier manera, darse cuenta de que ya no es posible vivir en casa sin apoyo adicional puede ser una decisión dolorosa, pero de importancia vital. Como cuidador principal, hay límites al apoyo que usted puede proporcionar por sí mismo, y es importante, tanto para usted como para su ser querido, que sea capaz de reconocer cuando se necesite ayuda adicional.

Decidir buscar otras opciones de apoyo y atención a veces puede provocar culpa o tristeza en los familiares o cuidadores. Ciertamente, estas opciones pueden parecer difíciles al principio, pero en realidad pueden traer más tranquilidad a su familia.

¿Cuáles son sus opciones cuando la situación actual ya no es adecuada?

Parte de la abrumadora sensación de darse cuenta de que su ser querido ya no puede vivir solo en casa de forma segura es no conocer sus opciones. Hay una amplia gama de opciones según el nivel de atención que se necesite. MJHS sabe que comprender las diferencias puede ayudarlo a sentirse más seguro con su decisión. Entre las opciones disponibles, cuando se necesita apoyo adicional, se incluyen las siguientes:

  • Atención médica en el hogar a corto plazo: la atención en el hogar puede ser extremadamente valiosa cuando su ser querido ha sido dado de alta del hospital y necesita ayuda con la administración de medicamentos, la fisioterapia, el cuidado de heridas o necesita ayuda con una afección específica como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) o un trasplante de riñón.
  • Atención administrada a largo plazo: diseñada para las personas que reúnen los requisitos para Medicaid y sufren de afecciones que requieren atención continua, los planes de atención administrada a largo plazo (MLTCP) ofrecen, organizan y coordinan servicios médicos y de atención a largo plazo que su ser querido puede necesitar para permanecer seguro en el hogar. Dados los recientes acontecimientos mundiales, muchas familias buscan reducir el riesgo de exposición a la COVID-19 y la posibilidad de visitas sin restricciones, lo cual puede ser posible gracias al apoyo de un equipo de administración de la atención y a la ayuda de un auxiliar de atención de la salud en el hogar que proporcione asistencia para actividades como bañarse, vestirse y preparar comidas en la casa de su ser querido.
  • Atención residencial: la atención residencial está compuesta por varios tipos de atención, incluido lo siguiente:
    • Las comunidades de retiro de atención permanente (CCRC) ofrecen una amplia gama de servicios para quienes desean permanecer en el mismo lugar durante todas las fases del proceso de envejecimiento. Una CCRC suele tener adaptaciones para la vida independiente, vivienda asistida y atención de enfermería especializada.  La persona cambia de nivel de supervisión según la necesidad.
    • La vivienda asistida es una opción para aquellos que requieren una asistencia mínima con las actividades de la vida diaria. Un centro de vivienda asistida ayuda a su ser querido a vivir de forma independiente en un ambiente seguro.
    • Cuando un centro de vivienda asistida no constituye suficiente atención para su ser querido, otra opción es un asilo de ancianos especializado que proporcione atención médica las 24 horas, asistencia con las actividades de la vida diaria, comidas y actividades terapéuticas y recreativas. Los asilos de ancianos especializados suelen ser un lugar seguro y adecuado para las personas con demencia.
  • Cuidados de confort: cuando su ser querido tiene una enfermedad grave o terminal, los cuidados paliativos o la atención de hospicio pueden ser una alternativa valiosa para afrontar el dolor y el estrés. El objetivo de los cuidados paliativos y la atención de hospicio es mejorar la calidad de vida de un paciente ofreciendo confort, dignidad y respeto, y proporcionando el apoyo que tanto necesitan sus seres queridos. Ambas opciones se ofrecen con atención médica a cargo de expertos, manejo del dolor, y apoyo emocional y espiritual específicamente personalizados para satisfacer la necesidades y deseos del paciente.

Los cuidados de confort se pueden proporcionar en el hogar o dondequiera que viva su ser querido, incluso una comunidad de vivienda asistida, un hospicio independiente, un hospital, un asilo de ancianos u otro centro de atención a largo plazo. Sin embargo, hoy más que nunca, muchas familias están eligiendo la atención de hospicio en el hogar para su ser querido, para que la familia y los amigos puedan hacer visitas sin limitaciones. La atención de hospicio se centra específicamente en cuidar, no curar, y también proporciona apoyo a la familia del paciente. Muchos descubren que los conocimientos especializados que ofrece el hospicio en cuanto al apoyo emocional, y el manejo de los síntomas y del dolor marcan una gran diferencia en la calidad de vida.

Cómo identificar qué opción es mejor para su ser querido

1. Evalúe las necesidades actuales.

    • ¿Su ser querido puede estar seguro en casa solo?
    • ¿Podría estar seguro en casa con el nivel de atención adecuado?
    • ¿Su sistema de apoyo actual es suficiente?
    • ¿Cuáles son las necesidades médicas de su ser querido? ¿Algún médico ha analizado estas necesidades?
    • ¿Requiere asistencia con las actividades de la vida diaria?
    • ¿Los recursos económicos limitan sus opciones?

2. Tenga una conversación.

    • Hable de la situación con otros miembros de la familia y haga lo posible por comunicar sus sentimientos y su situación. La dinámica familiar puede ser compleja y no todo el mundo puede estar de acuerdo, pero la lluvia de ideas y la colaboración a menudo pueden conducir a un mejor plan de atención. En última instancia, su familia tendrá que designar a una persona encargada de tomar las decisiones.
    • Si es posible, involucre a su ser querido en el proceso de selección de las mejores condiciones de vida.

3. Realice visitas y haga preguntas.

    • Una vez que sea consciente de las necesidades de su ser querido, explore sus opciones. Use la lista que hizo en el paso dos para asegurarse de que cada opción cumpla sus criterios específicos.
    • No tema hacer preguntas sobre lo que podría satisfacer las necesidades de su ser querido, tanto ahora como en el futuro. En la etapa de la entrevista, es importante entender todos los beneficios que ofrece cada organización. Asegúrese de preguntar sobre cómo se adaptarán a los cambios en las necesidades médicas o las transiciones en la atención.

¿Cómo sabrá cuándo ha encontrado la opción correcta?

En última instancia, solo usted sabrá qué opción es la mejor para su ser querido.  Confíe en sus instintos y elija la opción que le parezca mejor.

Como sistema de salud integrado, MJHS proporciona una amplia gama de servicios y una continuidad de la atención en todos los entornos. Si desea obtener más información, comuníquese con nosotros hoy mismo.