Esté listo, haga un plan

El objetivo de estar preparado para una emergencia es mantener la continuidad de la atención de sus seres queridos y mantenerlos a salvo. Su seguridad y la de ellos son nuestra máxima prioridad. Estar preparado para emergencias como incendios de viviendas, huracanes, inundaciones u otros desastres naturales es muy importante. La siguiente publicación puede guiarlo para elaborar un plan de emergencia que le permita prepararse sobre lo que hay que hacer antes, durante y después de una emergencia.

Tres pasos para prepararse

Paso 1: Prepare un kit de emergencia: un conjunto de cosas que le gustaría tener en caso de tener que salir deprisa.

Su kit de emergencia debe ser resistente y fácil de llevar, como una mochila o una maleta pequeña con ruedas. Debe planear incluir suministros básicos como alimentos, agua y baterías, y cargar todos los dispositivos electrónicos con antelación. Asegúrese de incluir medicamentos y suministros médicos para tres días como mínimo, así como cualquier otro artículo importante para sus necesidades diarias, como anteojos o audífonos.

Paso 2: Cree un plan de acción: un plan para saber qué hacer en caso de emergencia.

  • ¿Qué necesitará?
  • ¿A dónde iría si tuviese que evacuar?
  • ¿Quién lo ayudará?
  • ¿Le informó a su enfermero certificado administrador de casos?
  • Comience a reunir su información personal, como tarjetas del seguro e identificación, y haga una lista de sus contactos de emergencia. Haga copias de los documentos importantes, incluidos, entre otros, la orden de no reanimar (DNR), la orden médica para el tratamiento de prolongación de la vida (MOLST), la tarjeta del seguro social, y una copia de su lista actual de sus medicamentos.
  • Guárdelas en un recipiente a prueba de agua en su kit de emergencia.
  • Si utiliza tecnología de asistencia o dispositivos médicos eléctricos o a batería, es importante que estén preparados de antemano. Algunos de estos dispositivos incluyen:
    • Dispositivos respiratorios (mascarillas respiratorias, respiradores y nebulizadores)
    • Sillas de rueda eléctricas o vehículos para movilidad reducida
    • Equipos de oxígeno o aspiración
  • Cree un plan de evacuación en caso de que necesite abandonar su hogar.
    • Sepa dónde se encuentra su kit de emergencia.
    • Sepa cómo comunicarse con sus contactos de emergencia.
    • Proporcione su información de contacto y ubicación al enfermero certificado administrador de casos.
    • Sepa cómo operar su equipo médico.

Paso 3: Infórmese.

Es imprescindible informarse sobre las posibles emergencias y desastres que suelen afectar su área y los recursos disponibles. A continuación, encontrará algunos recursos para ayudarlo a comenzar. También puede acceder a los recursos de la ciudad de New York llamando al 311 (TTY: (212) 504-4115) o utilizando NYC.gov para comunicarse con agencias de la ciudad. No llame al 911 para situaciones que no sean de emergencia ni para informar un corte de energía.

En MJHS, valoramos tanto a los cuidadores personales como a los profesionales y reconocemos el trabajo fundamental que realizan. Por ello, hemos creado estos recursos en línea para cuidadores para ayudarlo en este momento crucial de su vida.

Si necesita ayuda y apoyo adicionales para el cuidado de su ser querido, no dude en comunicarse con MJHS. Podemos recomendarle otras opciones de atención disponibles a través de uno de nuestros programas.

Comparta este artículo en:


Recursos relacionados