La atención de hospicio es para pacientes con una enfermedad avanzada a quienes se les ha dado un pronóstico de menos de seis meses de vida. Aunque más de 1.5 millones de estadounidenses reciben atención de hospicio cada año, todavía existen muchos mitos y conceptos erróneos que impiden que la gente aproveche el valioso apoyo que la atención de hospicio ofrece tanto al paciente como a su familia. Este artículo ayudará a disipar algunos de esos mitos y, con suerte, a que más personas opten por recibir este nivel de atención vital y compasiva.

Mito 1: la atención de hospicio significa rendirse.

Mucha gente piensa que elegir la atención de hospicio significa renunciar a las ganas de vivir. En realidad, el objetivo de la atención de hospicio es aumentar la calidad de vida del paciente y proporcionarles apoyo emocional a él y su familia, al garantizar que los últimos meses, semanas y días sean lo más satisfactorios posible. La atención de hospicio brinda cuidados paliativos o de apoyo, así como el respaldo emocional y espiritual, que se adaptan específicamente a las necesidades del paciente. Muchos pacientes que deciden recibir la atención y el apoyo de los servicios de atención de hospicio cuando reúnen los requisitos necesarios, viven más tiempo del previsto inicialmente.

Mito 2: el hospicio es un lugar.

El hospicio no es un lugar físico. Es una forma de atención que puede ofrecerse en una variedad de entornos. La atención de hospicio suele proporcionarse en la comodidad y la seguridad del hogar del paciente, pero también puede ofrecerse en asilos de ancianos, centros de vida asistida, hospitales o en residencias especializadas en atención de hospicio.

Mito 3: la atención de hospicio es costosa.

Medicare/Medicaid cubren totalmente los servicios de la atención de hospicio. Esto incluye la atención de enfermería, así como los medicamentos y los equipos relacionados con el diagnóstico que limita las posibilidades de vivir del paciente. Muchas compañías de seguros privadas también cubren la atención de hospicio sin que el paciente tenga que correr con los gastos. Sin embargo, los medicamentos, los deducibles y los copagos no relacionados con la enfermedad terminal suelen ser responsabilidad del paciente. El Departamento de Asuntos de los Veteranos de los EE. UU. cubre la atención de hospicio para los veteranos.

A fin de calificar para el beneficio de la atención de hospicio, los Centros de Medicare y Medicaid de los EE. UU. exigen que el paciente:

  • Reciba de un médico la certificación de que tiene una enfermedad terminal y se espera que viva seis meses o menos.
  • Acepte los cuidados paliativos en lugar del tratamiento para curarse.
  • Firme una declaración en la que selecciona la atención de hospicio en lugar de otros beneficios cubiertos por Medicare para tratar la enfermedad terminal.

Mito 4: la atención de hospicio y los cuidados paliativos son lo mismo.

Los cuidados paliativos permiten controlar los síntomas y el dolor de los pacientes con enfermedades crónicas o avanzadas. Los cuidados paliativos pueden comenzar en el momento del diagnóstico y proporcionarse mientras el paciente recibe el tratamiento para curarse. Por el contrario, los servicios de hospicio incluyen cuidados paliativos, además de apoyo emocional y espiritual, terapia de arte creativo, etc. Los servicios de atención de hospicio solo pueden prestarse si el paciente decide abandonar el tratamiento para curarse de su enfermedad avanzada y tiene un pronóstico inferior a seis meses.

Mito 5: la atención de hospicio acelera el proceso de muerte.

El objetivo de la atención de hospicio es proporcionar a los pacientes la mejor calidad de vida posible durante sus últimos meses, semanas y días. A diferencia de lo que se cree, los estudios han demostrado que los pacientes que reciben atención y apoyo de un programa de atención de hospicio suelen vivir más de lo esperado.

En definitiva, la atención de hospicio se trata de la comodidad. El objetivo de MJHS es ayudar a nuestros pacientes y sus familias a disfrutar del tiempo que tienen juntos proporcionando atención al final de la vida con compasión, dignidad y respeto. Para obtener más información sobre la Atención de hospicio de MJHS, comuníquese con nosotros hoy.

Haga donaciones hoy a la Fundación MJHS.

Comparta este artículo en:


Recursos relacionados