Puede ser difícil saber qué decir cuando alguien a quien ama se acerca al final de su vida. Al no tener palabras para expresar de manera adecuada estos sentimientos complejos, muchos evitan la conversación por completo.Este blog lo ayudará a preparar esas conversaciones importantes con un ser querido que está recibiendo atención de hospicio para asegurarse de que sepa lo mucho que significa para usted.

¿Cómo debo abordar la conversación?

A continuación, encontrará algunos aspectos que debe tener en cuenta al abordar una conversación con un ser querido que está recibiendo atención de hospicio:

  1. Recuerde que el objetivo de la atención de hospicio es mejorar la calidad de vida.
    Una de las razones por las que las personas evitan hablar de la atención de hospicio con sus seres queridos es por la idea errónea de que recibir esta atención significa que han renunciado a la vida. En realidad, la atención de hospicio ayuda a los pacientes y a sus familias a disfrutar al máximo del tiempo que les queda.Con frecuencia, las personas, sobre todo las de edad avanzada, llegan a un punto en el curso de su enfermedad en el que prefieren centrarse en mejorar la calidad de vida y en disfrutar del tiempo que les queda con su familia y amigos. Dicho esto, a veces conversar con ellos sobre temas que usted suele tratar es una excelente manera de comenzar.
  2. Comprenda que recibir atención de hospicio es una elección que hizo su ser querido, por lo que debe apoyar la decisión.
    Otra idea errónea es que la atención de hospicio acelera el proceso de muerte, idea que dista mucho de la realidad. De hecho, muchos de los pacientes elegibles que optan por la atención de hospicio viven más tiempo de lo que se esperaba en un principio. Concéntrese en disfrutar del momento juntos más que en pensar en la sanación, ya que eso es lo que realmente quiere su amigo o familiar.Lo mejor de la atención de hospicio es que le da tiempo para expresar lo mucho que esa persona significa para usted.
  3. No tenga miedo de hacer preguntas significativas.
    Si aborda las conversaciones sobre la muerte con franqueza y honestidad, podría sorprenderse de lo cómodo que se siente su ser querido al hablar del tema. Una buena manera de abordar esta conversación difícil es hacer preguntas reflexivas e informadas para conocer las perspectivas de ser querido y comprender lo que siente. A veces, eso es todo lo que se necesita para que su ser querido comience a hablar de sus pensamientos sobre la atención de hospicio y de lo que está atravesando.

¿Existen frases correctas o incorrectas que se deben o no se deben decir?

Interactuar con un ser querido que recibe atención de hospicio puede cambiar la vida tanto del paciente como de sus familiares y amigos que sobrevivirán a su muerte.Estas conversaciones pueden ofrecer la oportunidad de resolver los problemas, concluirlos, conocer la historia familiar y crear nuevos recuerdos que ambos atesorarán. Algunas de las frases que podría considerar decir (dependiendo de su relación y situación, por supuesto) son las siguientes:

  1. “Te quiero”.  Pregúntese cuándo fue la última vez que le dijo esas palabras a su ser querido. No importa si fue ayer o hace una década, nunca está de más volver a decirlas.Se siente bien escucharlas.
  2. “Gracias”. “Gracias por estar siempre a mi lado” y “Gracias por ser la persona tan cariñosa que eres” son frases bien pensadas para decir a alguien que recibe atención de hospicio.
  3. “Por favor, perdóname”. Si cree que su ser querido tiene algún asunto sin resolver, será un alivio para ambos dejar que esos sentimientos negativos desaparezcan. Podrá seguir viviendo su vida sabiendo que ha hecho las paces con él.

Por supuesto, también es posible que diga frases que, pensando que serán reconfortantes, podrían no ser convenientes para el paciente o, de hecho, podrían molestarle. Aunque la mayoría de nosotros sabemos cuáles pueden ser esas frases, ofrecemos algunos ejemplos de lo que no se debe decir:

  • “Mi amigo tuvo la misma enfermedad”.
  • “Todo mejorará”.
  • “Todo estará bien”.

Todos queremos reconfortar a nuestro ser querido y a veces, si no estamos seguros de qué decir, podemos recurrir a frases trilladas.  Al hablar con un ser querido que se acerca al final de la vida, este tipo de frases pueden sonar especialmente superficiales.Lo mejor es ser honesto y, al mismo tiempo, afectuoso y sincero. Recuerde también que el simple hecho de acompañar a la persona y no hablar en voz alta puede ser justo lo que necesita.

Consejos para elegir las palabras adecuadas

Intente no usar clichés que suenen impersonales. Preste atención a sus pensamientos y sentimientos .Hágale saber a su ser querido lo mucho que le importa y lo agradecido que está de que forme parte de su vida.

Algunas personas con enfermedades que limitan su vida se cuestionan menos su situación y más sobre cómo su familia afrontará la pérdida. Es posible que piensen: “¿Cómo se las arreglará mi familia cuando yo ya no esté?”. Puede ayudar a aliviar este miedo si se muestra dispuesto a hablar con franqueza sobre sus preocupaciones y les asegura que todos estarán bien. Si hay niños involucrados, intente elaborar un plan para su futuro cuidado.

La comunicación abierta es uno de los aspectos más importantes para saber qué decir. Nunca asuma que su ser querido no quiere saber, o no sabe aún, los planes futuros o la gravedad de su enfermedad.

Obtenga más información sobre la atención de hospicio

Conocer más sobre la atención de hospicio puede ayudarlo a sentirse que está mejor preparado para abordar las conversaciones en torno a este tema. Considere la posibilidad de leer más sobre la diferencia entre la atención de hospicio y los cuidados paliativos para comenzar. Además, comuníquese con MJHS para obtener más información sobre nuestros programas de atención de hospicio únicos y compasivos.

Comparta este artículo en:


Recursos relacionados