Las inmunizaciones son un aspecto esencial de la atención médica durante toda la vida. Sin embargo, las vacunas que necesita cambiarán a medida que envejezca. Las personas mayores de 65 años suelen tener un mayor riesgo de contraer ciertas enfermedades. También es posible que experimenten síntomas más graves e incluso mortales en el caso de contraer una enfermedad. Actualmente, a medida que el mundo lucha contra la pandemia de COVID-19, las inmunizaciones como la vacuna contra la gripe son de mayor importancia para este grupo etario.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan que la mayoría de las personas mayores de 65 años reciban las siguientes inmunizaciones luego de haber hablado primero con un médico:

  • Vacuna contra la gripe: las personas mayores de 65 años corren un mayor riesgo de desarrollar complicaciones graves, como la neumonía, debido a la gripe. Aunque la vacuna contra la gripe no previene la COVID-19, contraer la gripe también puede ponerlo en mayor riesgo de sufrir complicaciones a causa del virus. Por esta razón, la vacuna contra la gripe ha adquirido especial importancia como medida preventiva.
  • Vacuna Tdap o vacuna de refuerzo de Td: esta vacuna lo protege de la tos ferina, también llamada tos convulsa, el tétanos y la difteria.
  • Vacuna contra la culebrilla: esta vacuna lo protege del virus de la varicela-zóster, que causa tanto la varicela como la culebrilla.
  • Vacuna antineumocócica polisacárida (PPSV23): protege contra enfermedades neumocócicas, como la neumonía, la meningitis u otras infecciones del torrente sanguíneo.
  • Vacuna antineumocócica conjugada (PCV13): protege contra la enfermedad neumocócica y la neumonía en personas inmunodeprimidas.

Antes de recibir una inmunización, siempre debe hablar con un médico sobre los posibles riesgos, ya sea en persona o mediante el servicio de telesalud. Sin embargo, la mayoría de las personas pueden recibir inmunizaciones con pocas complicaciones o ninguna.

¿Con qué frecuencia se necesitan las inmunizaciones?

Cada inmunización funciona de manera diferente para proporcionarle al cuerpo la protección que necesita. Algunas vacunas son efectivas durante toda la vida, mientras que otras requieren inyecciones anuales o refuerzos para seguir activas.

Los CDC recomiendan el siguiente calendario de inmunización para las personas mayores de 65 años:

  • Vacuna contra la gripe: de ser posible, vacúnese todos los años antes de finales de octubre.
  • Vacuna Tdap y refuerzo de la Td: debe recibir la Tdap una vez en la vida, ya sea en la adolescencia o en la edad adulta. Debe recibir el refuerzo de la Td cada 10 años.
  • Vacuna contra la culebrilla: dos dosis de la vacuna con un intervalo de dos a seis meses.
  • PPSV23: una dosis después de los 65 años.
  • PCV13: una dosis después de los 65 años en pacientes inmunodeprimidos o si el médico lo recomienda.

Antes de recibir una inmunización, siempre debe hablar con su médico sobre la dosis y el momento, y sobre sus inquietudes particulares de salud.

 

¿Existen riesgos más considerables para la salud después de los 65 años?

Al igual que otros tratamientos médicos, las inmunizaciones presentan cierto nivel de riesgo para la salud en algunas circunstancias. Sin embargo, los efectos secundarios graves de las vacunas son poco frecuentes, dadas las extensas pruebas y controles que llevan a cabo los CDC y la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA). Incluso después de los 65 años, los efectos secundarios más frecuentes de la inmunización son enrojecimiento leve, dolor o hinchazón en el lugar de la inyección.

Por otro lado, las personas mayores de 65 años corren un riesgo mucho mayor de sufrir problemas de salud graves debido a enfermedades prevenibles. A medida que el cuerpo envejece, el sistema inmunitario se debilita, lo que perjudica su capacidad de combatir enfermedades. Esto aumenta la probabilidad de contraer neumonía, ser hospitalizado e incluso morir cuando se enferma.

Las inmunizaciones son la forma más segura de asegurar que permanezca sano el mayor tiempo posible a medida que envejece.

Siga las indicaciones de su médico

Mantenerse al día con las inmunizaciones puede ser una parte vital a la hora de ayudarse y ayudar a los demás a estar seguros y sanos. Su médico puede brindar asistencia para determinar qué inmunizaciones son las mejores para su situación específica.

Si ya está recibiendo atención de MJHS y tiene preguntas, no dude en comunicarse con nosotros.

Comparta este artículo en:


Recursos relacionados