La promesa de MJHS
Brindar atención con compasión, dignidad y respeto

Paciente mayor en una silla de ruedas riéndose con una médica

Compasión

Un elemento fundamental en nuestra atención y valores centrales. Para nuestro personal, trabajar en MJHS no es tan solo un trabajo. Es una vocación. Vamos mucho más allá de los protocolos de rutina. Nos involucramos y comprometemos en la vida de nuestros pacientes. Nos tomamos el tiempo para comprenderlos como personas, no solo como pacientes. Sabemos que cada acto de afecto, consideración y complacencia, sin importar cuán pequeño sea, marca una gran diferencia.

Para nuestros pacientes, todo esto es sumamente importante. Recibir atención de MJHS supone recibir atención de parte de expertos con la compasión genuina que es fundamental para el verdadero bienestar físico y emocional.

Una cuidadora de MJHS sostiene sonriendo una tableta para un hombre mayor

Dignidad

Reconocemos la importancia de tratar a cada paciente como un individuo, independientemente de quiénes son y de dónde vienen. Como profesionales de la atención médica, nos tomamos un tiempo adicional para escuchar y comprender los sentimientos y las preocupaciones de los pacientes para integrar un plan de atención que preserve su dignidad y autoestima.

Paciente y veterano de MJHS recibe un certificado de reconocimiento

Respeto

Comprendemos que, durante una enfermedad, el paciente puede sentir que ha perdido el control de su vida. Hacemos un esfuerzo adicional para asegurar que nuestros pacientes comprendan su plan de atención y qué opciones tienen cuando se trata de su tratamiento. Siempre escuchamos y respetamos sus decisiones, su información se mantiene en confidencialidad y se reconocen y tienen en cuenta sus experiencias pasadas.