Mujer intentando comprender sus sentimientos

Comprender sus sentimientos y emociones como cuidador

Cuidar a un miembro de su familia o amigo puede generar muchos sentimientos y reacciones emocionales. No debe sentirse culpable ni avergonzado por ninguno de estos. Tiene derecho a sentir todas estas emociones. La siguiente sección puede ayudarlo a reconocer y manejar algunas de estas emociones compartidas.

Ansiedad

La ansiedad es una sensación de preocupación, que puede ser causada por el estrés y conducir a este. Si tiene ansiedad, puede experimentar síntomas como falta de aliento, músculos tensos e insomnio. Afortunadamente, hay muchas medidas que puede tomar para manejar estos sentimientos:

  • Siéntase más preparado leyendo libros o artículos sobre el cuidado de personas.
  • Haga una lista de sus preocupaciones e intente resolver cada una de ellas.
  • Infórmese sobre la enfermedad de su familiar hablando con el médico o revisando el material para pacientes sobre la enfermedad.
  • Conéctese con otros cuidadores uniéndose a un grupo de apoyo, un foro o una sala de chat. Su trabajador social médico puede ponerlo en contacto con estos grupos.
  • Haga algo que lo ayude a relajarse, como ver una película o un programa de televisión favorito.
  • Distráigase de los pensamientos de ansiedad con imágenes.
  • Intente hacer ejercicio o actividad física para aliviar la tensión y despejar la mente.
  • Respire de forma lenta y profunda o practique un ejercicio de relajación.
  • Si se siente abrumado, trate de compartir las responsabilidades con otros familiares, de ser posible.
  • Considere si le resultaría útil buscar la ayuda de un terapeuta.

Tristeza/depresión

La tristeza/depresión pueden expresarse en forma de llanto o pensamientos tristes. Los cambios en los hábitos alimentarios, como la falta de apetito, la pérdida de peso o el aumento de apetito y el aumento de peso, también pueden ser signos de depresión. Otros síntomas incluyen la pérdida de interés o placer en las actividades habituales, de motivación o de energía, y la incapacidad para concentrarse. Las personas pueden pensar en el suicidio. Si tiene estos pensamientos, acuda a un profesional de atención médica o llame a una línea directa para suicidios.

A continuación se ofrecen algunos consejos para sobrellevar la tristeza y la depresión:

  • Intente desviar su atención de la situación actual.
  • Hable de sus sentimientos con un amigo cercano, un familiar o un miembro de su comunidad religiosa.
  • Intente realizar algunos cambios positivos en su vida.
  • Intente hacer ejercicio. Las sustancias químicas naturales que se liberan cuando hace ejercicio pueden ayudarlo a mejorar sus emociones.
  • Considere la posibilidad de buscar la ayuda de un consejero o trabajador social, sobre todo si piensa en la muerte o el suicidio.

Ira/frustración

Como cuidador, puede notar que se siente molesto o irritable con facilidad. Si usted nota que se enfada, es hostil o agresivo con los demás, es posible que esté experimentando ira y frustración respecto a la situación que está viviendo. Intente seguir algunos de estos consejos útiles:

  • No reprima sus sentimientos. Exprese sus emociones con calma y de manera constructiva.
  • Use frases tales como “Me siento...” cuando exprese sus sentimientos a los demás en lugar de culparlos o acusarlos. Por ejemplo: “Me siento molesto porque creo que no me ayudas con las tareas del hogar”. En lugar de: “Nunca ayudas con las tareas del hogar”.
  • Evite los pensamientos de ira mediante imágenes o visualizaciones.
  • Busque tranquilizarse mediante la respiración pausada y otras técnicas de relajación.
  • Suelte la ira, siga adelante y perdone a la persona o la situación.
  • Converse con una persona imparcial y objetiva para obtener otra perspectiva.
  • Intente concentrarse en la situación actual y no deje que la ira o el dolor antiguos interfieran en la situación actual.

Duelo

El duelo consiste en experimentar dolor emocional asociado a una pérdida. Se caracteriza por sentimientos de tristeza o decepción.

Aquí se ofrecen algunos consejos para sobrellevar el duelo:

  • Permítase lamentar los cambios en su vida.
  • Intente concentrarse más en las cosas positivas que en las que ha perdido.
  • No se aísle de sus familiares y amigos que se preocupan por usted.
  • Sepa que los sentimientos de dolor y pérdida son normales.
  • Exprese sus sentimientos a las personas más allegadas.
  • Tome el control de la situación y adapte sus expectativas para el futuro.
  • Elabore un plan nuevo para el futuro a partir de los aspectos positivos de su vida.
  • Consulte a un profesional de salud mental o participe en un grupo de apoyo.

Culpa

La culpa puede provenir del sentimiento de vergüenza por los pensamientos o las circunstancias. La culpa puede producirse por sentir lo siguiente:

  • Ha hecho algo mal o no está haciendo lo suficiente.
  • No debe divertirse porque su familiar o amigo está enfermo.
  • Podría haber hecho algo para evitar la enfermedad de su familiar.
  • Le gustaría poder ocupar el lugar de la persona enferma.
  • Se arrepiente de los problemas presentes o pasados con la persona enferma.

En MJHS, valoramos tanto a los cuidadores personales como a los profesionales y reconocemos el trabajo fundamental que realizan. Por ello, hemos creado estos recursos en línea para cuidadores para ayudarlo en este momento crucial de su vida.

Si necesita ayuda y apoyo adicionales para el cuidado de su ser querido, no dude en comunicarse con MJHS. Podemos recomendarle otras opciones de atención disponibles a través de uno de nuestros programas.

Comparta este recurso

Comparta este artículo en:


Recursos relacionados