Ser un cuidador a distancia no es fácil y presenta desafíos únicos. Aunque parezca abrumador o estresante, proporcionar atención y apoyo a un familiar es una de las responsabilidades más importantes que puede tener. Ser organizado y usar los recursos disponibles ayudará a garantizar que su ser querido reciba la mejor atención, incluso si usted está lejos.

A continuación, se incluyen algunos desafíos comunes que enfrentan los cuidadores a distancia y consejos útiles que pueden ayudar a superar esos desafíos.

Desafío: controlar la salud y las finanzas de alguien a la distancia puede ser difícil. Idealmente, usted podrá hablar con su ser querido sobre problemas médicos, financieros y legales antes de que se produzca un inconveniente o una crisis. Sin embargo, para ser realistas, la oportunidad de prepararse no siempre surge de forma orgánica.

Consejos:

  • Evalúe las necesidades de su ser querido (emocionales, espirituales, físicas, sociales, financieras y de salud).
  • De ser posible, converse abiertamente sobre las directivas anticipadas y asegúrese de que su ser querido tenga poderes de representación financiera y médica, así como un poder de representación general. Estos pueden ser temas delicados, pero son muy importantes en una emergencia. Sea sensible con los sentimientos de su ser querido durante estas conversaciones. A menudo, es útil resaltar que estos documentos garantizan que los deseos de su ser querido se cumplan en caso de que no pueda expresarlos por sí mismo. Contar con un testamento también facilitará la situación para la familia.  La mayoría de las personas se sienten tranquilas al saber que su familia está preparada para cualquier situación. Obtenga más información sobre las opciones de directivas anticipadas disponibles.
  • Si su ser querido tiene un documento de directivas anticipadas, guárdelo en un lugar visible del hogar en caso de que ocurra una emergencia y usted no esté presente para conversar con los servicios de emergencias médicas. (Generalmente, se recomienda pegar este documento en el refrigerador y en la parte trasera de la puerta de la habitación).
  • Asegúrese de que todos los documentos esenciales estén juntos y sean de fácil acceso, como los certificados de nacimiento, las tarjetas del Seguro Social, la información de las cuentas bancarias y las pólizas de seguro. También elabore una lista con las contraseñas de las cuentas de correo electrónico y los teléfonos, así como con la información de las suscripciones digitales.
  • Conozca todas las afecciones médicas de su ser querido, los medicamentos recetados que toma y la información de contacto de los proveedores de atención médica. Tenga documentos donde se indique que usted es la persona de contacto, los cuales incluyan la información y los registros médicos de su ser querido. Esta información también debe pegarse en el refrigerador o en la parte trasera de la puerta de la habitación.

Desafío: las tareas del hogar, lo que incluye hacer las compras, preparar las comidas, limpiar la casa y trasladarse, pueden representar un problema cuando el cuidador y el ser querido no pueden realizarlas en la forma necesaria.

Consejos:

  • Revise el plan de seguro de su ser querido para comprender si cubre atención a largo plazo, como servicios de un auxiliar de atención médica en el hogar (HHA) o de un asistente de atención personal (PCW). Si su ser querido requiere estos servicios y no están cubiertos, puede considerar un plan de seguro diferente.
  • Considere los servicios de entrega de alimentos y comidas. Diversas organizaciones del país brindan servicios de entrega de comidas nutritivas a domicilio, como Meals on Wheels. Si su ser querido tiene dificultad para llegar a la puerta, asegúrese de tener la información de contacto de los vecinos que estarían dispuestos a ayudar.Algunos planes de salud ofrecen comidas a domicilio como parte de sus beneficios.
  • Investigue para encontrar un servicio de limpieza ligera o un HHA con buenas recomendaciones para que lo ayuden con las tareas diarias. Los servicios de limpieza ligera suelen incluir tareas simples a bajo costo, como lavar los platos o cambiar las sábanas según sea necesario.
  • Configure la banca en línea, incluido el depósito directo de cheques, cuando sea posible, para que su ser querido pueda gestionar el pago de las facturas sin salir de la casa. Si su familiar no puede administrar sus finanzas, la banca en línea permitirá que usted gestione casi todo de forma remota más fácilmente.
  • Contrate una fuente confiable de transporte cuando sea necesario.
  • Cree un cronograma y una hoja de contacto para los ayudantes o contactos de emergencia, e incluya los medicamentos recetados, los números de teléfono de médicos, las alergias y otra información pertinente, como su información de contacto.

Desafío: como cuidador a distancia, puede enfrentar algunos desafíos con el contacto habitual. En la actualidad, visitar a una persona puede ser una complicación, incluso para quienes no están lejos de sus seres queridos, debido a los riesgos de exposición a la COVID-19.

Consejos:

  • Comuníquese con una persona de confianza o con una organización que esté geográficamente cerca de su ser querido para desarrollar un plan de atención. Esto es especialmente importante en caso de que ocurra algún problema durante la noche.
  • Recurra a la tecnología, como usar un chat de video, para comunicarse con su ser querido de forma habitual. Esto es fundamental, puesto que las visitas en persona pueden ser aún más difíciles debido a la COVID-19. Existen varios recursos para videollamadas que están disponibles gratis o a bajo costo. Configure estos dispositivos en zonas de fácil acceso para que todos puedan mantenerse conectados sin problemas.

Desafío: el estrés y el agotamiento de los cuidadores son inquietudes importantes debido a las mayores complicaciones que supone cuidar de un ser querido a la distancia. El requisito clave para ser un buen cuidador es cuidar de sí mismo.

Consejos:

  • Ponga en práctica el cuidado personal.
  • Aproveche los recursos disponibles, como los grupos de apoyo y las organizaciones locales.
  • Tómese el tiempo para participar en actividades que sean rejuvenecedoras para usted.
  • Acepte lo que puede hacer y lo que no sin culpa, y sepa que está haciendo lo mejor posible.
  • Pida ayuda cuando la necesite.

No está solo

En MJHS, valoramos a los cuidadores personales y profesionales y reconocemos el trabajo que realizan. Creamos estos recursos en línea para cuidadores con el fin de que los ayuden en este momento crucial de su vida. 

Si necesita ayuda y apoyo adicionales para el cuidado de su ser querido, no dude en comunicarse con MJHS. Podemos recomendarle otras opciones de atención a través de uno de nuestros programas.

Comparta este artículo en:


Recursos relacionados